Colaboración con el Comedor Social de Los Salesianos de Algeciras

Miércoles, 30 de Julio de 2014 12:20 WM Hits: 2723
Imprimir

“Oración, Sacramentos y ayuda a los demás“. Frase que nos grabó en el corazón nuestro querido Papa Francisco I en la Vigilia que tuvo lugar en Río de Janeiro el 27 de Julio de 2013. Una vez asumido este mensaje, nos planteamos ¿Cómo ponerlo en práctica? Y justo 1 año después, se nos presentó la oportunidad de cumplirlo en tan solo 4 días.

Nuestro Grupo Joven partió hacia el Colegio de los Salesianos de Algeciras el pasado 24 de Julio, con las ganas y fuerzas de participar como voluntarios en el comedor social de dicha comunidad. Serenos, sabiendo que siempre se encontraban en brazos del señor y agradecidos de poder colaborar en dicho proyecto.

preferente-img-20140725-wa0020
preferente-img-20140725-wa0022

Las mañanas del 24 y 25, se basaron en la ayuda a los demás, el servicio al prójimo. Todos sabemos la situación actual de muchas familias, pero hasta que no lo vemos, no somos conscientes. Familias enteras, ancianos, jóvenes e incluso hermanos solos, acudiendo a este comedor social en el que buscaban, a veces, mucho más que un plato de comida, como por ejemplo un gesto de cariño, una palabra o simplemente, olvidar durante un par de horas, su día a día.

Aproximadamente una decena de voluntarios trabajaron como camareros o bien como cocineros, para quienes no había mayor recompensa que verles marchar con una sonrisa e incluso, algún que otro niño, pidiéndoles que volvieran al día siguiente para seguir jugando con él.

Una vez que quedaba todo el comedor recogido, tocaba reflexionar sobre lo vivido. Mediante catequesis que les invitaba a ello, siempre fieles a las palabras del Papa Francisco, aprendieron lo que es “ser Iglesia”, y no dudaron en ningún momento en pedir por esas personas que vivían día tras día una dura realidad, por las víctimas del conflicto palestino-israelí o por cualquier petición que surgiera del corazón.

Fueron pasando las mañanas de comedor, las tardes de catequesis y también alguna que otra escapada a la playa. Pasaban los desayunos, almuerzos y cenas, momentos de convivencia, y sin darse cuenta, cumplían las palabras de Francisco I, cuando Dios les daba la oportunidad de celebrar la eucaristía, de confesarse y celebrar algunos momentos de oración que en nuestro día a día, quizás no le podamos dedicar el tiempo que en realidad deseamos.

preferente-img-20140725-wa0019

Pero para transmitir mejor los sentimientos vividos estos días, quien mejor que esos 6 jóvenes de la Hermandad de la Exaltación y de la Hermandad de la Sagrada Cena, que se conocieron en catequesis de confirmación en la Parroquia de San Román, que han vivido estos 4 días y han colaborado en una ayuda desinteresada:

“Sin suda una experiencia única, de gran satisfacción personal y como comunidad Cristiana. Espero estar presenta en futuras ayudas“. - Alfonso Solís

“Ha sido una experiencia que estoy deseando repetir. La ayuda a los demás por medio de Dios es algo que nos distingue, nos acerca a Él y nos llena de felicidad. Nosotros somos los afortunados de poder servir a nuestros hermanos”. - Isabel Santiago 

“Es una sensación muy gratificante el sentirte útil para los demás, entregándoles una parte de tu tiempo y trabajo. Ponerse al servicio de los más necesitados, darles compañía, una sonrisa, un plato de comida… Son pequeños gestos que hacen que el trabajo sea enriquecedor”. - Ángela Recio

“Sólo puedo darle gracias a Dios por permitirme acompañar a este grupo de jóvenes tan fantástico. Justo un año después de la vigilia del Papa Francisco I, he comprobado que sus palabras no cayeron en saco roto. Buen futuro espera a las Hermandades de la Exaltación y de la Cena con estos jóvenes cristianos que se toman muy enserio su fe”. - Francisco Javier León

“Estos días han sido inolvidables y nos ha marcado a todos. El ver con tus propios ojos la pobreza de las familias enteras, quienes, pese a los males, vienen sonriendo. El escuchar la historia de cada uno, convivir con los diferentes voluntarios, ha hecho que queramos volver con los ojos cerrados”. - Juan Manuel Jiménez

Nuestro agradecimiento a la Comunidad Salesiana, en especial al Colegio Salesiano de Algeciras, por su acogida y todo lo que nos ha brindado para que hayamos podido disfrutar de estos días tan especiales. Y a nuestro catequista que siempre nos anima y acompaña en todos lo que nos proponemos.